La bolsa de papel para botellas

 

Una fiesta, una cena o un cumpleaños. Son muchos los eventos que podemos tener durante un año y la necesidad de no asistir con las manos vacías. Nuestra propuesta: regalar una botella de vino, de una bebida espirituosa o de un aceite gourmet. ¿Y la mejor presentación? Una bolsa de papel para botellas.

Por este motivo, cada día son más los comercios que requieren un packaging de papel para este fin. Para las bodegas, tiendas de alimentación, licorerías… En todas ellas este tipo de bolsas son un acierto seguro y un plus para sus clientes.

Al mismo tiempo, estas bolsas se convierten en un packaging muy especial porque se pueden personalizar con la imagen de marca de cada establecimiento y los colores corporativos, además de ser resistentes y muy cómodas, ya que pueden estar fabricadas en las múltiples opciones de calidades que tenemos disponibles como la celulosa o el kraft.

Bolsa de papel para botellas

 

Tipos de bolsa de papel para botellas

Por un lado, puedes escoger entre las bolsas con asa plana. La conocida bolsa de papel de siempre, pero con las medidas específicas para que una botella se adapte, no se mueva y se mantenga de manera vertical sin ninguna complicación. Lo que facilita el transporte y ofrece una imagen positiva del producto.

Y por otro lado, la bolsa de papel para botellas con asa lazo o cordón. Dos alternativas con un toque de elegancia, glamour y exclusividad. Se tratan de unas bolsas fabricadas manualmente y que cuentan con un gramaje de 170 gr. Además, se pueden utilizar diferentes acabados como barniz UVI, stamping o golpe en seco.